Una nueva formación especializada para una nueva era logística

Nuevas tendencias como el e-commerce o el Big Data, junto a la transformación digital o el cambio generacional en la fuerza laboral, ponen de manifiesto la necesidad de impulsar la formación del sector en España.

En un mundo en constante transformación, las habilidades y capacidades de los profesionales deben ser actualizadas de forma contínua. En el ámbito logística, la fuerza laboral está cambiando en sus necesidades, si bien el sectorviene careciendo de una formación especializada en España que permita acometer el próximo relevo generacional con garantías.

Esta es una de las conclusiones del ‘Desayuno Logístico’ que Logistun Formación ha organizado este lunes 15 de febrero en Madrid. Bajo el lema ‘El Big Data y la transformación digital en la cadena de suministro’, el encuentro ha analizado los cambios que las nuevas tecnologías están produciendo en el sector, así como las posibilidades que las mismas ofrecen a la logística si se cuenta con profesionales capacitados y bien formados.

En este contexto, Logistun Formación ha lanzado un programa en el que se apuesta por gestionar la formación externalizada y especializada en la cadena de suministro con visibilidad y agilidad, siendo clave esta última por la necesidad de“comprimir los tiempos” a la hora de transmitir la formación.

Y es que, según ha señalado José Luis Galiana, socio-fundador de Logistun, actualmente faltan profesionales para cubrir el aumento en la oferta de trabajo del sector, problema que se verá agudizado a medida que las nuevas tecnologías y operaciones vayan creando puestos de trabajo inexistentes todavía.

Aunque entre los directivos se encuentran generalmente profesionales bien formados, existe una carencia de talento en España para cubrir operaciones en los eslabones intermedios de la empresa, motivada por la escasa formación que existe y la falta de interrelación entre la propia plantilla.

En este contexto, el modelo formativo lanzado por Logistun es híbrido, con formación on-line y presencial, puesto que esta última es cada vez más demandada para impulsar la comunicación entre los profesionales, y ofrece programas especializados para las nuevas tendencias que aparecen en el sector, entre las que destacan el Big Data o el e-commerce, entre otros.

Las posibilidades del Big Data

Las posibilidades que el Big Data ofrece a la gestión de la cadena de suministro son un buen ejemplo de la necesidad de contar con una plantilla “actualizada” y bien formada, que sea capaz de exprimir al máximo todo el potencial que ofrece la gran cantidad de datos disponibles hoy en día.

Su reciente nacimiento y la explosión experimentada en tan corto espacio de tiempo, con el 80% de los datos que se manejan en la actualidad generados en los tres últimos años, conlleva que muchas empresas no se hayan adaptado aún a las nuevas tendencias.

“Las compañías que triunfarán en los próximos años serán las que estén más rodadas en gestión de datos y análisis”

“Las compañías que triunfarán en los próximos años serán las que estén más rodadas en gestión de datos y análisis”

No obstante, “las compañías que triunfarán en los próximos años serán las que estén más rodadas en gestión de datos y análisis”, según ha señalado durante el encuentro José Luis Molina, socio-director de MBIT School. En su opinión, las empresas “deben empezar cuanto antes” a apostar por el Big Data, “ya que el flujo de información es tan importante como el de mercancías”, señala.

Por ello, Molina aconseja a cualquier organización comenzar “ya” a integrar el Big Data en su estrategia, “sin grandes inversiones, con objetivos factibles a corto plazo, pero ya”, ha afirmado durante su ponencia.

En el ámbito de la cadena de suministro, la gestión adecuada del Big Data permite un mejor control de activos y optimiza las operaciones de distribución, acercándose al control en tiempo real. Del mismo modo, mejora la previsión de la demanda al segmentar y ajustar, así como la trazabilidad de los productos y su control en las cadenas de frío.

La fijación dinámica de los precios en función de la demanda y los costes logísticos, gracias a la posibilidad de seguirlos, un mayor control y optimización de inventarios y referencias o el seguimiento de los niveles del servicio al cliente son otras de las posibilidades que aportan las nuevas tecnologías.

La transformación digital ya está aquí

La necesidad de contar desde hoy mismo con una formación especializada en el sector también se fundamenta en el hecho de que la llamada transformación digital “ya esté aquí”, tal y como ha apuntado el director general de Neteris, Ignacio Romero.

Para Romero, la digitalización de la empresa, es decir, la transformación de las operaciones, la experiencia del cliente o del modelo de negocio a través de las nuevas tecnologías, debe acometerse en todos los departamentos y eslabones, ya que “el carro va a la velocidad del caballo más lento”.

A la hora de acometer la transformación digital, una empresa debe elegir el momento adecuado para hacerlo, alinear internamente su estrategia y realizar un diagnóstico certero de problemas y objetivos, entre otras actuaciones previas.

Así se consiguen evitar algunos de los errores principales que cometen actualmente las compañías, como pueden ser la implantación de un sistema por imitación de sus competidores, considerar el cambio algo puntual o esperar que el mismo venga del mercado en lugar de anticiparse.

Ponencias

En este enlace puede descargar la presentación de Logistun, realizada por José Luis Galiana, y en este enlace la de Mbit School, efectuada por José Luis Molina.

Recommended Posts

a un Comentario