Proveedores directos

Sigue sorprendiéndome que, en pleno siglo XXI, continúe habiendo fabricantes que tengan que hacer de logísticos, incluso de reponedores, llevando desde su fábrica, hasta las tiendas de grandes distribuidores, directamente sus productos.

La problemática que nos encontramos con esta práctica es:

  • La tienda tiene que dedicar una parte importante de sus recursos a recepcionar mercancía, revisar las entradas, facturación, procesos administrativos; al final hacer de almacén.
  • El distribuidor pierde la capacidad de gestionar el lineal, cuando son los proveedores directos quienes reponen los productos.
  • Desconocimientos de los costes logísticos ya que el suministro directo va dentro del precio de compra.
  • No hay un proceso estandarizado. La empresa puede conocer stock, pedidos, etc. de los productos que suministra desde sus CDs pero carece de visión de los que sirven los directos. Además, cada proveedor tiene una frecuencia de servicio distinta.
  • Hay fechas distintas de caducidad entre los productos de unos distribuidores y otros, según lo exigentes que sean.
  • En los productos refrigerados la cadena de frío no se respeta a partir de los primeros repartos.

A todo esto, ¿qué decimos los logísticos? Si no somos capaces de asumir toda la logística de nuestra empresa, mejor que nos dediquemos a otra cosa. Es más cómodo ver los toros desde la barrera y que este tema lo gestione compras, que para eso suelen cobrar más.

La solución pasa porque cada uno haga su trabajo y para lo que es el mejor especialista, salvo que seamos peores logísticos que los fabricantes, en cuyo caso, nos lo tenemos que hacer ver. Es decir:

  • Compras, compra
  • Logística, suministra
  • Tiendas, vende
  • Fabricante, fabrica

Estoy seguro de que, a estas alturas, nadie cree que la mejor forma de distribuir un producto es: Ir tienda por tienda el gestor de los pedidos revisando stock y haciendo el pedido, desde la fábrica, cargar sin palé sobre vehículos pequeños multireparto, sin aprovechar volumetría eficazmente, porque hay que clasificar los productos por paradas, transportar en esos vehículos, que en el mejor de los casos son de 6 palés, hasta el punto de venta, aparcar donde buenamente se pueda y en horas punta, hacer el picking en la camioneta y con la puerta abierta, incluso cuando es producto refrigerado, llevar a la tienda, en horario de apertura, y hacer todo el proceso de recepción, aunque sean 2 cajas (similar al que haríamos en un almacén para 33 palés), reponerlo allí, mientras la furgoneta está mal aparcada, o dejarlo en la tienda, donde se pueda, hasta que vengan las cuadrillas volantes de reponedores del proveedor.

¿Quién es el responsable de coger el toro por los cuernos y dar solución a este sistema y hacerlo de un modo eficiente, respetando la cadena de frío y con unos costes muy inferiores? Si la respuesta es alguien distinto al responsable de logística, te propongo que empieces a leer otra vez este artículo. Gracias.

José-Ramón Illán

Recommended Posts

a un Comentario