No corra la arruga

Hacer un buen trabajo es el objetivo de casi todo el mundo, no importa a lo que te dediques, el idioma que hables ni el país en el que vives. ¡Asegurarte de que lo has hecho bien, es otra historia!

Para las personas que trabajamos en cualquiera de las áreas de Supply Chain, está muy claro que en todo lo que hacemos debemos ser muy efectivos y eficientes, evitando al máximo cualquier tipo de desperdicio: bienes, materiales, equipos, tiempo!!!

Para los que trabajamos en Compras lo anterior está muy claro también, no obstante debemos asegurarnos de extender nuestra frontera de actuación y llegar hasta donde sea necesario. Hasta hace poco reducíamos diligentemente los precios de compra de casi cualquier cosa, pero cuidado esto solo, ya no es suficiente.

Esta diligencia ha podido llevarnos a reducir el precio de compra, sin necesariamente mejorar los costes de nuestra empresa y mucho menos los de nuestros proveedores, incluso es posible que lo hayamos hecho empujando costes fuera de nuestros límites de actuación, MAL ASUNTO. Salimos bien en la fotografía en un momento dado, pero posteriormente la foto no nos favorece, porque hemos Corrido la Arruga. En nuestro territorio, frontera, o límites no hay arrugas; pero eventualmente o la arruga regresa o el traje no nos queda bien.

Las personas adscritas al área de Supply Chain, especialmente las de Compras (en algunas organizaciones fuera de SC) debemos:

  1. Ayudar a proveedores y clientes a identificar oportunidades de reducción de costes:
    o Ambas partes (cliente o proveedor) pueden decir que ellos saben más y mejor lo que tienen que hacer. Nosotros contamos con el beneficio que nos da la distancia y nuestra obligación de aprender de todo aquello en lo que entramos en contacto.
    o Cuidado no caiga en el extremo de creer que Usted sabe más que nadie, esa actitud le puede resultar muy onerosa.
  2. Disminuya, ojala elimine todo lo que sea especifico o único para su empresa. Tanto en las especificaciones de lo que compra como las condiciones en que lo hace:
    o Esto ayudará muchísimo a su proveedor a bajar costes. Además puede compartir el resultado con sus clientes y predicar con el ejemplo.
  3. Haga todo lo posible por entender los costes de su proveedor, probablemente su forma de comprar le obliga a incurrir en costes innecesarios:
    o Forma de pago
    o Nivel de Inventario
    o Proyección de sus Necesidades

Estas son algunas sugerencias que pueden llevar a cabo para asegurarse que los precios que gracias a su gestión, bajan hoy no regresen mañana más altos porque “Oh sorpresa” los costes del proveedor han aumentado y usted es responsable. En próximas entregas más ideas/sugerencias.

María Teresa Martínez del Valle

Recommended Posts

a un Comentario