Gestión de la diversidad generacional

La brecha generacional es cada vez mayor en nuestra fuerza laboral logística. Nuestro país envejece y los trabajadores senior son el segmento de más rápido crecimiento dentro de la población activa.

Si mezclamos esta situación con el hecho de que muy pocas compañías tienen planes para la gestión de la diversidad generacional entre una fuerza laboral cada vez mayor y los nuevos entrantes al mercado laboral, nos encontramos con una foto de la situación actual de la fuerza laboral logística en nuestras empresas.

Los profesionales senior tienen mucho que ofrecer a sus empleadores, porque tienen en su haber grandes habilidades de conocimiento y juicio profesional, experimentadas a lo largo del tiempo, que pueden combinarse con las de sus otros colegas, más jóvenes que acaban de empezar y desarrollar entonces una fuerte experiencia profesional dentro de la organización enfocada hacia un éxito sostenible en las operaciones logísticas.

Son varios estudios en la gestión de los recursos humanos que nos demuestran que los empleados de más de 55 años están más comprometidos con la organización que sus colegas más jóvenes. También es un hecho contrastado que cuesta más la contratación de un nuevo entrante, que el mantenimiento de un empleado senior, lo que nos elimina el mito de que los profesionales mayores suponen un mayor coste para la organización.

Por ello la pregunta a realizar es si estamos aprovechando todo el talento y experiencia de nuestra fuerza laboral senior, para gestionar con éxito la diversidad generacional de nuestras empresas logísticas o, por el contrario, tenemos sesgos hacia esta población sobre la forma en que les asignamos nuevos proyectos, incluso en su propia promoción.

Es cierto que los nuevos entrantes se desempeñan mejor en tareas que requieren variables que cambia rápidamente, como la tecnología emergente, pero la fuerza laboral senior, al tener más experiencia, tienen menos variabilidad en el rendimiento y, por lo tanto, causan menos errores en las operaciones logísticas.

Por ello, pensamos que todas las edades contribuyen positivamente al equipo, pero de diferentes maneras. Recomendamos la integración y mezcla en los equipos de profesionales senior con nuevos entrantes, esto nos dará una nueva fuerza laboral imparable en el logro de las metas fijadas, ya que capitalizaremos toda su experiencia de forma conjunta.

Cada vez más datos demuestran que la presencia de trabajadores senior aumenta la productividad de los trabajadores más jóvenes al compartir la experiencia.

En la gestión de la diversidad generacional un factor de éxito determinante es el mentoring logístico, cuando ponemos juntos a trabajadores senior con los nuevos entrantes o trabajadores más jóvenes, para que aprendan unos de otros.

Incluso si la empresa no tiene un programa formal de mentoring, puede implementar algo parcial, con mentores externos, creando grupos de trabajo de diferentes edades que tienen talentos complementarios, explicándoles por qué creemos que son una buena combinación y qué esperamos de ellos.

Así estaremos aprovechando el conocimiento de los empleados más experimentados y tendremos una gestión de la diversidad generacional de éxito en nuestras empresas logísticas.

José-L Galiana

Recommended Posts

a un Comentario