FLUJOS CONVERGENTES Y DIVERGENTES

Los fabricantes tienen básicamente dos tipos de flujos y de transporte:

  • Aprovisionamiento o “inbound”: se trata del flujo de materias primas y componentes necesarios para operar los procesos productivos. Estos flujos son convergentes desde multitud de proveedores hasta uno o varios centros productivos.
  • Distribución o “outbound”: concierne a los flujos de producto terminado hacia la red de distribución a los clientes, que puede tener varios niveles: grandes clientes en directo, mayoristas y detallistas. Por oposición a los flujos anteriores, estos son divergentes desde unos pocos centros productivos hasta una red de clientes que puede llegar a ser muy grande y en ocasiones de talla mundial.

Estos flujos se operan con medios de transporte que según el tipo de componente o producto requerirán medios de transporte generalistas o específicos.

Por ejemplo, todos los componentes o productos terminados que se puedan paletizar o acondicionar en embalajes retornables apilables se pueden transportar en camiones de carga general o en contenedores marítimos estándar de 20” o de 40”. Estos medios de transporte también se adaptan a otro tipo de productos no paletizados como bobinas de papel y maquinaria que no exceda las dimensiones del camión o contenedor.

Otras industrias requieren camiones específicos porque se aprovisionan o fabrican productos a granel sólidos, líquidos o gaseosos como leche, cereales, minerales, productos químicos y elementos de construcción. La industria de la automoción debe de emplear camiones, trenes y barcos porta-vehículos.

Cuando los flujos convergentes y divergentes se ejecutan con el mismo tipo de medio de transporte, el equilibrio en las cargas es más fácil. En cambio, cuando ambas logísticas requieren de medios diferentes, el fabricante no puede equilibrar sus flujos y en este caso son los operadores los que deben buscar clientes complementarios para evitar mover medios de transporte en vacío.

Las alternativas que se vislumbran para obtener un mayor equilibrio en los fabricantes son:

  • Colaboración entre fabricantes de diferentes sectores para equilibrar flujos complementarios en los diferentes ejes.
  • Utilización de medios de transporte polivalentes, como ejemplo se pueden citar los camiones que se están empezando a desarrollar en la automoción para transportar piezas en un sentido actuando como un tren de carretera convencional y como porta-coches en el sentido contrario. Estos camiones tienen una configuración interna compleja y un coste de inversión más elevado, pero pueden aportar economías importantes en determinadas zonas geográficas donde hay red de proveedores del sector automotriz y mercado de clientes.

Juan-Carlos Merchán

Recent Posts

a un Comentario