¿Está preparada tu organización para afrontar el 2016?

Los expertos vaticinan cambios muy importantes en el perfil del futuro directivo, cómo consecuencia de los cambios del entorno.

Según apunta Xavier Marcet en Sintetia, las organizaciones sufrirán un alud exponencial de información y tendrán que aprender a manejar grandes volúmenes de datos sin caer en la parálisis por análisis. Las nuevas tecnologías serán un gran aliado para ello.

Lo veremos en el evento organizado por Logistun, con el patrocinio de Neteris y la participación de MBIT pero no basta, tendremos que complementarlo con la habilidad de crear sentido de los directivos.

Crear sentido es relacionar y conectar en un instante múltiples datos, hechos, sensaciones, emociones, vivencias e informaciones, y otorgarles su lugar preciso en el camino hacia los objetivos marcados, aislando todo lo demás. 

Pero cómo dice James Surowiecki en su obra The wisdom of crowds, “Cuanto más poder le des a un solo individuo frente a la complejidad y la incertidumbre, más probable será que tome malas decisiones.”

Este crear sentido, sólo será posible estimulando y desarrollando la inteligencia colectiva, que implica liberar las perspectivas diversas y divergentes de los miembros de la organización, equipo o comunidad para su posterior integración.

Lo que sirve para la terapia personal y familiar, sirve para la empresa. El proceso utilizado para mejorar los conocimientos colectivos se basa en la conversación, en compartir ideas y vivencias emocionantes y emotivas de una manera abierta y segura de manera regular y con una visión estratégica.

Poner en marcha programas de mentoring y de formación con carácter de desarrollo de redes es una manera muy constructiva para ello.

Dolores Ruiz

Recommended Posts

a un Comentario