El Libro Blanco de la logística en el e-commerce

Los operadores logísticos opinan que en el e-commerce “se ha seguido el camino inverso, en cuanto a que se ha elegido un precio de venta, sin tener en cuenta los costes asociados a la logística”.

El crecimiento del e-commerce experimentado durante los últimos años continuará a corto plazo, alcanzando una facturación en España de 22.000 millones de euros el próximo 2016, según diversos estudios. Un marco en el que el 40% de los productos vendidos requieren de logística y transporte, lo que convierten a este segmento en uno de los mejores mercados para que los operadores apuesten.

Con este contexto como punto de partida, el ‘Libro Blanco de la Logística eCommerce’ elaborado de la mano del Observatorio eCommerce, recoge una completa radiografía de la logística y su integración en el mundo on-line.

Así, el documento se establece como un manual práctico que mide y analiza todas las perspectivas del e-commerce, donde la estrategia logística debe ser pieza fundamental para alcanzar un proyecto con éxito, entendiendo la logística no como variable, sino como el valor diferencial para conseguir la mejor experiencia de compra on-line.

Para su realización, el Observatorio eCommerce ha realizado una encuesta amás de 4.500 tiendas on-line de distintos sectores y localizaciones, con el posterior análisis extenso de aspectos fundamentales para el buen desarrollo del comercio electrónico, entre los que destacan los avances que generan más valor en el proceso logístico, las claves para crear una buena estrategia, y una gestión logística flexible y adaptable a cada modelo de negocio on-line.

En busca de la integración “real” de la logística aplicada al e-commerce

La visión del estado actual de la cuestión, desde el punto de vista de los operadores, roza el escepticismo en algunos casos. Así para Juan Sandes de Celéritas,”se ha seguido el camino inverso, en cuanto a que se ha elegido un precio de venta, sin tener en cuenta los costes asociados a la logística“.

Además, Sandes estima que “se venden servicios premium que no nos compran, porque no se quiere pagar el precio de la implantación de esos nuevos servicios que se demandan”.

Este conflicto entre logísticos, e-tailers y clientes “no funcionará hasta que no se resuelva buscando la alineación de los intereses de todas las partes“.

Otro de los aspectos que preocupan es el de los costes asociados a la entrega. Un gran porcentaje de las entregas, hasta un 40%, se realizan actualmente en el centro de trabajo, algo que está empezando a cambiar, con la prohibición de esta posibilidad en muchas empresas, en línea con lo que ocurre en los países centroeuropeos, más avanzados en estos menesteres. En Alemania un 50% de los envíos se recogen en puntos de conveniencia, mientras que en Suecia se llega a cotas del 90%. Aquí es más bajo “porque falta cultura”.

La incardinación de la logística en el e-commerce, debe de sustentarse, en opinión de Juan Sandes, en dos pilares estratégicos. La logística, vista como una herramienta ya desde el mismo momento de la generación de pedidos,para evitar incidencias debidas, por ejemplo, a la toma de datos de envío incompletos“.

El otro elemento debe de ser la búsqueda de la integración vertical de la logística, la atención al cliente y el comercio on-line, lo que permitiría optimizar unos recursos escasos, los logísticos, para dar un mejor servicio.

Otro de los campos en los que existe todavía una gran posibilidad de mejora es en el de la información que se transmite al cliente, frente a posibles incidencias, con el fin de mejorar la calidad percibida y mejorar en definitivas la experiencia de compra, que abarca hasta el momento de la entrega del producto al cliente.

Tendencias de futuro en la logística aplicada al e-commerce

El estudio ofrece interpretaciones y datos realmente valiosos que descubren las futuras tendencias de la logística.

En primer lugar, cabe destacar el papel que la información tiene para consumidores y tiendas, ya que la tendencia en el proceso logístico que más valor genera es el aumento de los sistemas de seguimiento de los envíos, según el 37% de los casos analizados. Los clientes demandan cada vez más la necesidad de confiar en los e-commerce y sentirse seguros en todas las fases de compra, yla logística es uno de los pasos fundamentales para lograrlo.

Otra tendencia con la que deben contar los operadores logísticos es la posibilidad de que sea el propio usuario final el que los seleccione ha evolucionado de forma sustancial en los últimos años. De hecho, el Libro Blanco demuestra cómo el 75% de los encuestados considera importante tener al menos de 2 a 3 proveedores logísticos entre los que elegir.

Así, las tiendas on-line utilizan cada vez más servicios de comparación como PackLink, que les permiten lanzarse a la aventura de la exportación con precios competitivos al elegir al operador que mejor se adapte a sus necesidades. 

Del mismo modo, los proveedores y operadores logísticos deben contar con que la internacionalización de los retails, motivada por la globalización del mercado, es una de las grandes apuestas de los mismos, ya que en el comercio on-line no existen fronteras. En este sentido, la mayoría de los e-commerce tienen previsto crecer en el próximo periodo, sobre todo en los países de la UE.

Recommended Posts

a un Comentario